Soldadura de acero inoxidable en Zaragoza

Existen materiales que, debido a su composición, son más sensibles que otros. La técnica de soldadura de acero inoxidable en Zaragoza se puede adaptar a todo tipo de elementos siempre y cuando se proceda de manera adecuada. ¿Cómo se realiza?

Con la soldadura se lleva a cabo un proceso de sujeción a través de la unión de varias piezas de un material. Aplicando una temperatura muy alta, se consigue fundir las piezas y generar un charco. Este charco, que es el nombre técnico que se le da al material una vez que se ha fundido, será el encargado de servir de soporte. Se adhiere a ambas piezas y, una vez que se ha enfriado, se convierte en una unión inamovible que recibe el nombre de cordón.

En función de qué se vaya a soldar, se empleará una forma u otra de ejecutarlo. Para aquellos materiales más resistentes se utiliza presión y calor. Para otros, con la aplicación de solo uno de ellos será suficiente. Según la técnica que se haya empleado, se conseguirá una soldadura más fuerte o más blanda.

Para proceder a las labores de fundido, podemos utilizar diferentes fuentes de aportación energía. Así serán válidas las de gas, las de láser, rayo de electrones o las de arco eléctrico, entre otras.

Especialistas en Soldadura Tig en Zaragoza

Por su parte, la soldadura tig responde a un anacronismo del inglés tungsten inert gas. Se caracteriza por el empleo de un electrodo que recibe el nombre de tungsteno. Esta técnica cuenta como gran ventaja la generación de cordones mucho más resistentes. Su manejo también es mucho más sencillo.

Soldadura acero inoxidable zaragoza

Características y propiedades del acero inoxidable

  • Resistencia a la corrosión: es su característica más conocida y destacada. Gracias a una capa de óxido de cromo, el metal al entrar en contacto directo con el ambiente no se oxida. Además, el acero inoxidable, cuenta con una gran capacidad de regeneración cuando el acero sufre una fractura, característica a destacar cuando el material se encuentra en el exterior durante largos periodos de tiempo como por ejemplo las vallas.
  • Resistencia a temperaturas extremas: esta característica sirve tanto para temperaturas altas como bajas, el acero mantiene todas sus propiedades sin modificarse. Es una característica importante para las cocinas industriales o para hornos de leña, ya que se alcanzan temperaturas muy elevadas donde el acero inoxidable es la mejor opción.
  • Alta durabilidad y elasticidad: debido a estas dos características, el acero inoxidable es un material perfecto para la construcción. Además no solo destaca por su durabilidad y elasticidad sino también por su dureza y ductilidad.
  • Tenacidad: a pesar de que la superficie no sea gruesa, presenta una gran resistencia a los golpes.
  • Material estético: su fabricación se puede realizar con diferentes acabados, mate, grabado, brillo...por ello se puede utilizar tanto para la decoración de interiores como para la construcción de edificios y para la rehabilitación de edificios antiguos.
  • Higiene del material y fácil limpieza: al tratarse de un material poco rugoso evita las bacterias y que la suciedad se pueda adherir a la superficie o que penetre en el material. Por ello, también es fácil de limpiar y requiere muy poco esfuerzo, tan solo es necesario utilizar un poco de agua y jabón.
  • Reciclable: es un material 100% reciclable, una característica muy importante a la hora de cuidar el medio ambiente. Al tratarse de un material que no se altera ni libera compuestos, se puede reutilizar para la fabricación de otras piezas y aprovechas todo el material.

Contrata a una empresa especializada en soldadura de acero inoxidable en Zaragoza

Tras nuestra contratación, se podrá disponer de servicios de restauración, prototipo y fabricación en serie, barandillas y pasamanos, etc. ¡Y todo al mejor precio!

Y es que, para trabajar con acero inoxidable es imprescindible conocer bien el material. Este tipo de acero suele presentar características variopintas según dónde se encuentre, y el análisis previo es fundamental para determinar la temperatura que se va a emplear en la fundición del acero. Con un control exacto de los grados, se conseguirán los resultados deseados. El conjunto de la estructura quedará a salvo completamente.

Al fundir el acero inoxidable el charco que hemos mencionado anteriormente será mucho menos fluido. De esta forma, operar con él requiere de un mayor grado de cualificación.

Por esta razón, se suele seguir un procedimiento: realizar una separación entre los bordes. Para llevarla a cabo es necesario un mayor nivel de intensidad en lo que a corriente se refiere por parte de los instrumentos de soldadura.

La labor de la soldadura de acero inoxidable en Zaragoza, debido a su complejidad, es algo que tiene que ser realizado por manos de profesionales. En Metalcin llevamos más de 50 años dedicándonos al sector del metal; es muy fácil contactarnos.

Si quieres que tome vida tu proyecto, ¡llámanos! Dejamos a tu disposición nuestro número de teléfono 976 10 89 16 de lunes a viernes desde las 06.30 hasta las 14.30. O si prefieres, puedes rellenar el formulario de contacto de esta misma página.

¡Pide presupuesto sin compromiso!

¿Quieres más información?